Nuestras tierras están ubicadas al sur de la provincia de Castellón, en una localidad llamada Xilxes donde nacen y crecen nuestras "joyitas" en un entorno perfecto para el cultivo de esta fruta, la tierra de marjal.